La interpretación: una pasión

chica
Interpretación

La interpretación me apasiona desde hace mucho tiempo. Escribo hoy para describir los problemas que encuentro a la hora de interpretar tanto del español al francés como del francés al español y dar unos consejos. Primero, cuando escucho en español, entiendo casi todo el discurso pero luego hay que reformularlo. Después, escuchar en francés es fácil pero me cuesta hablar de manera fluente en español y encontrar las palabras adecuadas para estar fiel al discurso. Luego, la toma de nota es importante también. Pero sólo tiene que ser una ayuda, el discurso está en tu cabeza. En cuanto al idioma en que se toma las notas, para mí no importa el idioma. Por ejemplo, tomo notas en todos los idiomas que conozco. Pero no existen los milagros, lo único que se puede hacer es ejercitarse como los atletas. Una página muy útil es la que ha creada la Comisión Europea. De hecho, permite escuchar a muchos discursos para entrenarse. Además, los discursos tratan de varios temas. Mi mensaje es muy claro: los que quieren trabajar como intérprete (como yo) tienen que animarse. Nada es imposible.

El magnífico mundo de los fansubbers

¿Alguna vez has visto una serie con subtítulos y has pensado ¡incluso yo podría hacerlo mejor!? Pues ya no tienes excusa. ¡Sal (bueno, quédate en casa) y conviértete en un fansubber!

medicadefamilia
Imagen: Flax Brand

¿Un fansubber?

Los fansubbers son aficionados a series y películas que toman la iniciativa de crear subtítulos en su lengua materna para series, películas, documentales, vídeos, y un largo etcétera disponibles en otra lengua. En principio solo se aplicaba a las películas y series anime, pero ahora está muy extendido a otras variantes de obras audiovisuales.

Todo comenzó a principios de los años 80 en EE. UU., cuando el anime empezó a exportarse desde Japón, sin subtítulos y sin estar doblados. Como estas series en un principio estaban destinados a niños, eran bastante visuales por lo que se podía entender medianamente bien de lo que trataba. Los creadores nipones querían comercializar en el mercado estadounidense, pero vieron que no tendrían tanto éxito ya que no mucha gente estaba interesada. No obstante, empezó a extenderse un poco más la cultura anime y se crearon algunos clubes de fans que querían saber de qué iban estas series.

Dado que Japón se rindió al intentar exportar su anime en EE. UU., ya no habían trabas legales en cuanto a la distribución de las copias que ya existían. Esto hizo que la gente copiara las cintas y se las pasara a los demás. Empezaron a publicar pequeños libros con los guiones traducidos; el antecesor de los fansubs.

A lo largo de los años con los avances tecnológicos, se empezaron a incorporar estos guiones a los vídeos que se distribuían. Primero en VHS, luego en DVD, hasta llegar al día de hoy en el que podemos ver vídeos en línea con opciones de diferentes idiomas para subtítulos, o incluso descargarlos de varias páginas web confeccionadas por fans por todo el mundo.

Al ser aficionados, está claro que sus subtítulos no son los mejores desde el punto de vista traductológico, pero sí es cierto que los fansubbers tienen mucho conocimiento sobre lo que traducen además de muchas ganas de hacer llegar esta cultura a los demás.

¿Samaritanos o sanguinarios?

stop-fansubs-1

Imagen: YAM Magazine

Existe cierta polémica alrededor de los fansubs. Los fansubbers piensan que ayudan a difundir esta cultura que de otra manera sería imposible que llegase. Después hay otros quienes creen que ayudan a la destrucción de este sector. Es parecido al tema de las descargas de canciones (¿apoyamos o condenamos a los artistas?).

Todas las obras artísticas están protegidas bajo la Convenio de Berna en donde se explicita que estas obras tienen un Copyright de distribución, reproducción, edición y traducción, entre otras. Esto significa que para llevar a cabo cualquiera de las acciones anteriores, es necesario tener permiso expreso del autor.

Ahora bien, la distribución de subtítulos en sí (siempre que lo distribuya el subtitulador) es legal pues los subtítulos por sí solos son creación de quien lo ha subtitulado. El conflicto entra al haberlos traducido, pues haría falta permiso por parte del autor. Con este dilema, la solución que ha propuesto la comunidad de fansubbers es que se pueden realizar subtítulos para series aún sin licencia pero una vez que se empiece a comercializar con una versión oficial de subtítulos, sería necesario retirar todas las versiones anteriores y no distribuirlos más.

¿Te atreves?

Dentro de lo ilegal, se pueden hacer subtítulos (ni que ninguno no haya descargado música o películas en línea). Hay muchas páginas donde uno puede subir sus subtítulos además de descargarlos, como por ejemplo este, y si no, pues este, o incluso este. Un programa bueno, bonito y barato para crearlos es el Subtitle Workshop que personalmente me gusta bastante. Es muy intuitivo y tiene las funciones suficientes para crear tus subtítulos.

Muchas personas que hacen esto como hobby, y si no te atreves porque te parece un poco arriesgado, siempre puedes hacerlo para uso propio o para practicar. ¡Descubre el magnífico mundo de los fansubs!

Cursos de Traduversia

banner_curso_conjunto
Traduversia.com

Lo más bonito de nuestra profesión es lo polifacética que es. Traducimos muchos tipos de textos, sobre múltiples temáticas y en diversos formatos. Se dice que los traductores sabemos un poco de todo y mucho de nada, pero no tiene por qué ser así. No tenemos por qué quedarnos solamente con lo que aprendemos en la carrera. Tenemos a nuestra disposición muchísimos cursos en línea que nos pueden ayudar a adquirir otros conocimientos útiles para nuestra profesión. ¿Y qué mejor que hacer un curso en una página hecha por traductores para traductores?

¿Qué es Traduversia?

Traduversia es una página web que Pablo Muñoz y Rafael López crearon teniendo siempre en consideración los horarios tan ajetreados que llevamos que muchas veces nos imposibilita asistir a cursos presenciales e incluso a algunos cursos en línea con horario establecido. Aparte de todo eso, tienen profesores cualificados (ellos mismos) con muchísima experiencia y encima buen rollo que te facilitan el aprendizaje con vídeos y tests con los que puedes llevar un seguimiento de tu desarrollo.

Ofrecen cursos no solo relacionados con la traducción en sí, sino con otras vertientes como es la localización y el diseño de páginas web entre otras. Aquí tienes la oferta de cursos donde te explican qué contenidos se imparten y cuánto cuestan.

Si te animas, pásate por su página web y prueba su curso de Herramientas para la Localización de Software, Páginas Web y Videojuegos que es gratis y te puede dar una idea de cómo son los demás cursos que imparten y además aprender un poco sobre la localización.

LocJAM

locjam
Cartel LocJAM 2016 | Fuente: LocJAM

¡Buenos días!

Si eres estudiante de traducción y tienes curiosidad por la localización, ¡sigue leyendo!

Desde el año 2014, estudiantes y profesionales de la traducción tienen la oportunidad de participar en el concurso LocJAM, una iniciativa sin ánimo de lucro a nivel internacional que intenta promover la localización de videojuegos.

Se trata de un concurso online gratuito en el que podrás ponerte a prueba traduciendo un videojuego sencillo. En cada edición, se publica un pequeño videojuego de código abierto en inglés en la página web de LocJAM y tienes un plazo de tiempo para enviar tu traducción del mismo (en español, alemán, italiano, japonés, francés, ruso o portugués). Para cada lengua hay un jurado que elige a los ganadores en dos categorías: traductores aficionados y profesionales. El ganador del concurso podrá visitar las instalaciones de las empresas más prestigiosas de localización, además de ver su nombre publicado en la página web. Aunque lo importante es participar 😉

La edición de este año tuvo lugar del 14 al 27 de marzo, por lo que tendrás que esperar hasta la cuarta edición si quieres participar. Para aquellos que estén un poco verdes, con motivo del concurso se celebran en diferentes ciudades talleres en los que podrás aprender lo básico prepararte para el concurso. Si eres estudiante de la Universidad de Valladolid, probablemente tendrás la suerte de contar con uno de estos talleres en tu campus, al igual que en ediciones anteriores.

Animaos a participar si tenéis la oportunidad, ¡no os arrepentiréis!

Vídeo promocional de LocJAM 2016 | Fuente: IGDA LocSig

Unas pautas de la traducción publicitaria

Hoy voy a tratar del tema de la traducción publicitaria y lo voy a hacer gracias a los consejos que ha dado un profesor de la Universidad de Valladolid, Campus de Soria. La traducción publicitaria es un tipo de traducción diferente. Antes de empezar la traducción publicitaria, no pensaba que iba a interesarme tanto. Tienes que saber que cada detalle tiene su importancia. De hecho, hay algunas pautas que tienes que respetar a la hora de traducir. Primero, hay que saber a quién se dirige la publicidad para que no se pierda el objetivo. Por ejemplo, en francés, se usa el tuteo cuando es un público joven y “usted” si se trata de un público mayor. Luego, una publicidad tiene que llamar la atención para conseguir su objetivo. Por eso se debe encontrar un equivalente a los juegos de palabra. Eso quiere decir que los franceses y los españoles no se ríen de las mismas cosas. Para llamar la atención, la tipografía y los colores son importantes también. Es verdad que una publicidad en blanco y negro puede llamar más la atención.imagen-136

Fuente

Después, un traductor de publicidad debe estar al corriente de las noticias que sucedieron en el país que le pide una traducción. Espero que os van a servir los consejos.

Reseña de memoQ

memoq_logo

¡Hola a todos! Hoy voy a hablaros un poco de memoQ, de mi experiencia con este programa y mi opinión global.

Para los que no sepan qué es, memoQ es un programa de traducción asistida por ordenador (TAO) similar a SDL Trados Studio (pero sin tener que vender un riñón para adquirirlo). Pertenece a la compañía Kilgray Translation Technologies que lleva en el sector desde 2004 y en 2009 tuvo su gran lanzamiento a nivel global. Esta compañía ha estado desarrollando software que proporciona rapidez, constancia y agilidad a los traductores, contribuyendo al crecimiento de este sector

MemoQ es un programa con una interfaz muy atractiva e intuitiva, lo cual ayuda a que uno se encariñe de él. Se instala rápidamente y con facilidad, y es compatible con todos los sistemas operativos, aunque con Mac OS habría que usar Parallels o alguna máquina virtual tipo VMware. Hay diferentes versiones con diferentes funciones:

  • memoQ translator free: como su nombre indica ¡ES GRATIS! Pero claro, nada en este mundo es gratis, por lo que tiene algunas trabas. Hay algunas funciones que no están disponibles, ¡pero no os desilusionéis! Al instalarlo se activa una demo de memoQ translator pro que estará disponible durante 45 días. Pasados los 45 días se activará la versión gratis. Esto está bien porque podéis ver las dos versiones y compararlas para saber si vale la pena comprar la versión completa o si la versión gratis basta.
  • memoQ translator pro: esta es la versión completa del programa. Puedes crear proyectos, gestionar memorias de traducción y terminología y llevar a cabo un control de calidad entre otras cosas. Lo que no es posible con este programa es crear proyectos multilingües o crear paquetes y entregarlos (lo cual sí que está disponible en la edición project manager. Esta versión cuesta 620€ por una versión permanente.
  • memoQ project manager: en cuanto a la traducción tiene todas las funciones que la versión anterior pero incorpora funciones para el manejo de proyectos. Esta versión viene bien si vas a dedicarte a gestionar grandes proyectos con varios traductores. Esta versión cuesta 1500€ pero puedes solicitar una licencia durante 21 días para probarlo y ver si es el programa adecuado para ti.
  • memoQ cloud server: es un servidor en la nube que está diseñada para traductores que trabajan juntos desde la distancia. Es muy seguro y permite el trabajo en tiempo real, lo cual agiliza el proceso de traducción. Cuesta 160€ al mes, pero también se puede probar gratuitamente durante un mes.
  • memoQ server: es un servidor que se utiliza sobre todo con empresas para que los traductores tengan acceso a todos los proyectos y los documentos que incluyen. Su precio es de 6060€ para una licencia permanente.

Estos son los productos que ofrecen y ya uno elige dependiendo de sus necesidades como traductor. Yo he tenido una licencia de estudiante para memoQ translator pro y dejadme que os diga que me parece un programa estupendo. He probado otros programas y la verdad es que me parece que este es muy completo ya que tiene múltiples funciones.

Pros y Contras

Lo que más me gusta es que con un simple atajo de teclado puedes buscar definiciones de términos o traducciones en páginas web que hayas configurado anteriormente. También puedes alinear documentos y traducir documentos en múltiples formatos lo que hace que sea super fácil de usar porque no tienes que estar convirtiendo tus archivos en otros formatos. Otra cosa que me encanta es que se va guardando a medida que vas aceptando los segmentos, por lo tanto si se te apaga el ordenador o si el programa se queda colgado, no pasa nada porque tu trabajo se queda guardado.

Para mí, los inconvenientes serían que a veces da error. Hay veces que cierra de repente o intentas abrir un proyecto y no te deja. Podría ser por la versión que tengo que es como si fuera una demo. Otra cosa con la que hay que tener cuidado es la ubicación de los archivos. Hay que intentar no ordenar con tantas carpetas porque si la ruta de acceso es demasiada larga, te puede dar error. Otro problema es que el programa no está del todo localizado, por lo tanto hay partes que te salen en inglés, que bueno, somos traductores y no tendríamos que tener problema para entenderlo, pero para los tiquismiquis y fanáticos de la localización, te toca un poco la moral que un programa para traductores no esté totalmente traducido.

Aparte de eso, me parece un programa muy completo y creo que merecería la pena ahorrar un poquito para invertir en esta herramienta que te ayuda a agilizar el trabajo.

Mejorar tu conocimiento del idioma en erasmus

sire_3776639_164
Erasmus

 

Hoy hace dos meses que estoy de Erasmus en España, en Soria. Soy francesa y tenía muchas ganas de vivir esta experiencia. Al principio, todo era confuso en mi cabeza. Estaba traduciendo todo el rato. Era peor cuando tenía clase de inglés o cuando tenía que traducir frases al español en clase de alemán. Pero ahora todo está bien. Voy a darte 5 consejos para aprovechar al máximo del Erasmus y mejorar tu conocimiento del idioma.

  1. Cada momento del día puede ser una buena oportunidad para hablar con un desconocido. Tienes que atreverte a hablar con los otros. Parece lógico pero puede ser difícil al llegar a otro país.
  2. Tienes que vivir como la gente del país que te acoge. Es muy importante para integrarse y descubrir la cultura del lugar. Se dice que en España la gente sale tarde y que hay muchas fiestas: es verdad.
  3. Al final de cada día, puedes intentar acordarte de las nuevas palabras que has aprendido ese mismo día y apuntarlas en una libreta. Si no las escribes, hay poca probabilidad para que las utilices en el futuro.
  4. Hacer deporte puede ser buena cosa para conocer a gente y pertenecer a un grupo.
  5. Aunque no es fácil, encontrar un trabajo de estudiante ayuda tanto para el idioma como para el dinero para gastos menudos. Por ejemplo, doy clases de francés a dos chicos españoles, los he encontrado gracias a una profesora de la universidad.

iY viaja cuando puedas! iA disfrutar!

El papel de la documentación en la localización

 

Graficodocumentacin

¡Buenas! Hace tiempo me topé con un artículo fantástico de Núria Vidal sobre la documentación para la localización. Se trata de un tema que me parece muy interesante, de modo que voy a tratar de dar las ideas generales sobre el mismo partiendo de dicho artículo.

La documentación es una de las claves para mejorar la calidad de un producto localizado. Por ejemplo, debemos ser coherentes con los términos que usamos (en una saga, en un videojuego de ambientación histórica, etc.).

La documentación aplicada a la localización tiene tres vertientes: lingüística-textual, socio-cultural y técnica.

Documentación lingüístico-textual

Por lo general, los clientes de localización son grandes empresas con un gran volumen de productos localizados. Esto supone que, además de nuestras fuentes de consulta habituales, debemos seguir las fuentes documentales que nos proporcione el cliente:

  • Guías de estilo: marcan los criterios que debe seguir el traductor (modo de dirigirse al usuario, sintaxis, tiempos verbales, pronombres posesivos, puntuación, uso de mayúsculas y minúsculas, terminología, traducción de siglas, etc.)
  • Glosarios: con el fin de unificar la terminología utilizada, el cliente elabora glosarios que permiten a todos los traductores de un mismo proyecto seguir los mismos criterios, así como mantener la imagen terminológica de la empresa (muy importante en grandes empresas como Apple o Microsoft). Sin embargo, el traductor a veces puede enfrentarse a glosarios poco descriptivos.
  • Memorias de traducción: ayuda a mantener la coherencia y en la mayoría de los casos, facilita la traducción. Es posible encontrarse a clientes que solo te paguen por los segmentos que no aparecen en la memoria, lo que supone una desventaja.
  • Corpus: son un complemento perfecto a las memorias de traducción, ya que permiten comprobar la traducción de ciertos términos en todos los productos localizados del cliente o del sector.

Documentación socio-cultural

El traductor tiene que adaptar muchos elementos culturales, como el formato de fecha y hora, las divisas, los datos de contacto, las unidades de medida, los colores, etc. Por ello, necesita documentarse para no cometer errores.

Documentación técnica

La localización requiere conocimientos técnicos, pues es habitual que el traductor se enfrente a las variables (You have found a %s!), las etiquetas, las teclas de acceso rápido y las restricciones de espacio. Por ello, necesitara consultar fuentes como manuales.

Como podéis ver, la localización no es un trabajo fácil. En ocasiones, la documentación es el paso más importante de una localización, incluso más que la creatividad. Como dice Bernal-Merino, desde el punto de vista de la traducción solo existen dos tipos de videojuegos: los que requieren más documentación que creatividad y los que requieren más creatividad que documentación.

Espero que la entrada os haya sido de utilidad. ¡Hasta luego!

PE, ¿descubrimiento o perdición?

Como estudiante de traducción e interpretación, hace poco me explicaron lo que era la post-edición (PE). Realmente me pareció un gran descubrimiento aunque, por lo que he leído y oído por ahí, no todo el mundo le tiene el aprecio que yo.

A pesar de estar completamente ligada a la traducción automática (TA) (que no me gusta), creo que la PE en según qué textos y encargos donde las estructuras están muy estereotipadas y las construcciones son sencillas, puede ser de gran utilidad.

Consiste pues en realizar modificaciones en el texto que anteriormente se ha traducido con traductor automático. El más conocido es Google TranslatorGoogle Translator. Normalmente el texto resultante del traductor automático tendrá fallos y, aquí es donde entra el ser humano para poner orden en el caos. Pero hay que tener cuidado, porque los errores «gordos» se producen aquí al corregir de más o de menos. Por  eso Emma Wagner, antigua responsable de los Servicios de Traducción de la Comisión Europea, propuso las siguientes pautas:

  • Conservar en la medida de lo posible los contenidos de la TA;
  • No eliminar y volver a escribir demasiado;
  • Puede que solo haya que reordenar las palabras;
  • Está claro que estilo no será muy elegante, y puede que sea un poco repetitivo;
  • Corregir únicamente aquellos errores que llamen mucho la atención.

La valoración de los sistemas de TA y PE es muy subjetiva, y dependiendo del texto y el encargo, en ocasiones, en lugar de ahorrarnos tiempo y dinero, puede ser una pérdida de estos.

Los diccionarios de papel no son del Pleistoceno

Me apetecía hablar de los diccionarios en papel que, para todos aquellos cuya vida está absorbida por la era tecnológica, SÍ, todavía existen y, SÍ, todavía se usan. ¡Decídmelo a mí! La semana pasada me quedé colgada sin internet en casa durante casi seis días. A cualquiera que se lo cuentes con la cara de desesperación que yo tenía y creyendo que era el apocalipsis, me diría que estoy loca. Pero, ¿qué somos los traductores hoy en día sin internet? Pánico, ¡y sino que se lo pregunten a cualquiera!

Tras asimilarlo y calmarme, decidí regalarle la mejor de mis sonrisas a esta situación. Recurrí a mis diccionarios en formato papel (los que tienes en la estantería porque es un deber y una obligación como traductor tenerlos, ¡esos!). No todos los diccionarios proporcionan la misma información, y es importante saberlo tanto a la hora de comprar uno como de usar el adecuado. Por eso he hecho una comparación de los tres diccionarios monolingües en alemán que más me gustan.

He cogido como ejemplo la entrada gedenken, para en los diccionarios Langenscheidt, De Gruyter y Wahrig (os pongo la imagen de cada uno de los diccionarios para que os vayáis fijando en las diferencias).

20141202_155744

Las formas verbales que aparecen coinciden en los tres salvo que, en el Wahrig también está la tercera persona del singular del presente y en Langensheidt van acompañadas de información gramatical que no puede ser de utilidad.

20141202_174916

Únicamente en el diccionario De Gruyter aparece la transcripción fonética, y solo en Langensheidt se explicita el régimen sintáctico (en negrita, antes de la definición) y no hay que deducirlo de los ejemplos como en los demás.

En todos ellos, el régimen semántico aparece detrás de la definición y, cuentan con ejemplos de uso y colocaciones. Por el contrario, en ninguno aparecen variaciones de uso, por lo menos en la entrada de gedenken. Habría que analizar otras entradas.

20141202_155902

Espero que no os haya parecido muy aburrido, he intentado escoger  la información que he considerado más útil. Aun así, la rapidez de internet no puede negarla nadie y, aunque no está mal pasar las hojas de un diccionario tangible de vez en cuando, nuestro día a día lo vivimos en internet.  Por eso la traductora Olga Jeno nos deleita con este post donde podemos encontrar 20 diccionarios de varios idiomas online.

¡Espero que os haya sido útil!