Cursos de Traduversia

banner_curso_conjunto
Traduversia.com

Lo más bonito de nuestra profesión es lo polifacética que es. Traducimos muchos tipos de textos, sobre múltiples temáticas y en diversos formatos. Se dice que los traductores sabemos un poco de todo y mucho de nada, pero no tiene por qué ser así. No tenemos por qué quedarnos solamente con lo que aprendemos en la carrera. Tenemos a nuestra disposición muchísimos cursos en línea que nos pueden ayudar a adquirir otros conocimientos útiles para nuestra profesión. ¿Y qué mejor que hacer un curso en una página hecha por traductores para traductores?

¿Qué es Traduversia?

Traduversia es una página web que Pablo Muñoz y Rafael López crearon teniendo siempre en consideración los horarios tan ajetreados que llevamos que muchas veces nos imposibilita asistir a cursos presenciales e incluso a algunos cursos en línea con horario establecido. Aparte de todo eso, tienen profesores cualificados (ellos mismos) con muchísima experiencia y encima buen rollo que te facilitan el aprendizaje con vídeos y tests con los que puedes llevar un seguimiento de tu desarrollo.

Ofrecen cursos no solo relacionados con la traducción en sí, sino con otras vertientes como es la localización y el diseño de páginas web entre otras. Aquí tienes la oferta de cursos donde te explican qué contenidos se imparten y cuánto cuestan.

Si te animas, pásate por su página web y prueba su curso de Herramientas para la Localización de Software, Páginas Web y Videojuegos que es gratis y te puede dar una idea de cómo son los demás cursos que imparten y además aprender un poco sobre la localización.

Anuncios

LocJAM

locjam
Cartel LocJAM 2016 | Fuente: LocJAM

¡Buenos días!

Si eres estudiante de traducción y tienes curiosidad por la localización, ¡sigue leyendo!

Desde el año 2014, estudiantes y profesionales de la traducción tienen la oportunidad de participar en el concurso LocJAM, una iniciativa sin ánimo de lucro a nivel internacional que intenta promover la localización de videojuegos.

Se trata de un concurso online gratuito en el que podrás ponerte a prueba traduciendo un videojuego sencillo. En cada edición, se publica un pequeño videojuego de código abierto en inglés en la página web de LocJAM y tienes un plazo de tiempo para enviar tu traducción del mismo (en español, alemán, italiano, japonés, francés, ruso o portugués). Para cada lengua hay un jurado que elige a los ganadores en dos categorías: traductores aficionados y profesionales. El ganador del concurso podrá visitar las instalaciones de las empresas más prestigiosas de localización, además de ver su nombre publicado en la página web. Aunque lo importante es participar 😉

La edición de este año tuvo lugar del 14 al 27 de marzo, por lo que tendrás que esperar hasta la cuarta edición si quieres participar. Para aquellos que estén un poco verdes, con motivo del concurso se celebran en diferentes ciudades talleres en los que podrás aprender lo básico prepararte para el concurso. Si eres estudiante de la Universidad de Valladolid, probablemente tendrás la suerte de contar con uno de estos talleres en tu campus, al igual que en ediciones anteriores.

Animaos a participar si tenéis la oportunidad, ¡no os arrepentiréis!

Vídeo promocional de LocJAM 2016 | Fuente: IGDA LocSig

El papel de la documentación en la localización

 

Graficodocumentacin

¡Buenas! Hace tiempo me topé con un artículo fantástico de Núria Vidal sobre la documentación para la localización. Se trata de un tema que me parece muy interesante, de modo que voy a tratar de dar las ideas generales sobre el mismo partiendo de dicho artículo.

La documentación es una de las claves para mejorar la calidad de un producto localizado. Por ejemplo, debemos ser coherentes con los términos que usamos (en una saga, en un videojuego de ambientación histórica, etc.).

La documentación aplicada a la localización tiene tres vertientes: lingüística-textual, socio-cultural y técnica.

Documentación lingüístico-textual

Por lo general, los clientes de localización son grandes empresas con un gran volumen de productos localizados. Esto supone que, además de nuestras fuentes de consulta habituales, debemos seguir las fuentes documentales que nos proporcione el cliente:

  • Guías de estilo: marcan los criterios que debe seguir el traductor (modo de dirigirse al usuario, sintaxis, tiempos verbales, pronombres posesivos, puntuación, uso de mayúsculas y minúsculas, terminología, traducción de siglas, etc.)
  • Glosarios: con el fin de unificar la terminología utilizada, el cliente elabora glosarios que permiten a todos los traductores de un mismo proyecto seguir los mismos criterios, así como mantener la imagen terminológica de la empresa (muy importante en grandes empresas como Apple o Microsoft). Sin embargo, el traductor a veces puede enfrentarse a glosarios poco descriptivos.
  • Memorias de traducción: ayuda a mantener la coherencia y en la mayoría de los casos, facilita la traducción. Es posible encontrarse a clientes que solo te paguen por los segmentos que no aparecen en la memoria, lo que supone una desventaja.
  • Corpus: son un complemento perfecto a las memorias de traducción, ya que permiten comprobar la traducción de ciertos términos en todos los productos localizados del cliente o del sector.

Documentación socio-cultural

El traductor tiene que adaptar muchos elementos culturales, como el formato de fecha y hora, las divisas, los datos de contacto, las unidades de medida, los colores, etc. Por ello, necesita documentarse para no cometer errores.

Documentación técnica

La localización requiere conocimientos técnicos, pues es habitual que el traductor se enfrente a las variables (You have found a %s!), las etiquetas, las teclas de acceso rápido y las restricciones de espacio. Por ello, necesitara consultar fuentes como manuales.

Como podéis ver, la localización no es un trabajo fácil. En ocasiones, la documentación es el paso más importante de una localización, incluso más que la creatividad. Como dice Bernal-Merino, desde el punto de vista de la traducción solo existen dos tipos de videojuegos: los que requieren más documentación que creatividad y los que requieren más creatividad que documentación.

Espero que la entrada os haya sido de utilidad. ¡Hasta luego!

¿Qué es la localización?

nerf2-480x318
Localization | Foto: Nerf Now

¡Buenos días! Seguro que no me equivoco al afirmar que, al principio, todos hemos tenido nuestras dudas respecto a la localización. ¿Qué es? ¿En qué se diferencia de la traducción? En esta entrada pretendo resolver esta y otras posibles dudas.

Empecemos por lo básico. ¿Qué es la localización (L10N)? Según la definición de la Localization Industry Standards Association (LISA), localizar es: «taking a product and making it linguistically and culturally appropriate to the target locale (country/region and language) where it will be used and sold», es decir, adaptar un producto a un mercado específico.

El proceso de localización está ligado a otros dos procesos: la internacionalización y la globalización. La internacionalización es un paso previo a la localización, y consiste en diseñar un producto de la forma más neutra posible para minimizar las posibles tareas de adaptación a cada mercado. La globalización abarca tanto la internacionalización como la localización, y puede definirse como «the process of making all the necessary technical, financial, managerial, personnel, marketing and other enterprise decisions necessary to facilitate international business».

De las anteriores definiciones puedes deducir que la localización no es un trabajo exclusivo del traductor, ¡nada más lejos de la realidad! La localización es un proceso complejo del que forman parte muchos profesionales, como ingenieros de software, diseñadores gráficos, desarrolladores, lingüistas… El encargado de coordinar a todas las fases del proyecto es el Project Manager, responsable de que el producto final llegue al cliente bien localizado (aunque a veces hay errores bastante curiosos).

ticblogerror
Error de localización | Foto: DefconPlay

Otro error común es dar por hecho que la localización se aplica únicamente a videojuegos. La realidad es que todo se puede localizar, desde productos tradicionales (bienes de consumo, publicidad, marcas, cine y TV, etc.) hasta productos digitales (aplicaciones, sitios web, sistemas operativos, plataformas online, subtítulos, animación, etc.).

Entonces, ¿en qué se diferencian la localización y la traducción? De acuerdo con María Teresa García-Saavedra Valle, difieren principalmente en el ámbito de aplicación. En otras palabras, la localización requiere otro tipo de técnicas y conocimientos que no son puramente lingüísticas, como por ejemplo cambios en la programación (cuadros de diálogo, longitud de los campos, etc.) y en los contenidos (color, tamaño y forma de los objetos), con el objetivo de adaptar el producto a las convenciones culturales de cada país.

Si os interesa el tema y queréis saber más, os recomiendo echar un vistazo a la presentación de Carlos la Orden Tovar, localizador profesional y Project Manager que impartió un taller en la Facultad de Traducción e Interpretación de Soria el pasado mes de febrero.

Espero que os haya sido de utilidad esta entrada. ¡Hasta luego!