¿Dónde están las TIC?

¡Buenos días!

A día de hoy, nadie puede negar la importancia de manejar las nuevas tecnologías en la carrera profesional de un traductor. Tanto la documentación como la promoción, pasando por la traducción en sí, requieren en la mayoría de los casos un dominio de las herramientas TAO, de las TIC y de los entornos digitales en general.

«…es evidente que hoy en día la competencia TIC es más bien un requisito para la traducción profesional. Se puede traducir sin las TIC, pero sólo en condiciones excepcionales. La competencia TIC no es la misma y no forma parte intrínseca de la competencia traductora, pero es un complemento muy potente». – Richard Samson

Si esto es así, ¿por qué este tema se ‘olvida’ en los estudios de traducción? En el caso de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Valladolid, la enseñanza de las tecnologías se reduce a una asignatura obligatoria de Informática (6ECTS) y a un módulo optativo (12ECTS). ¿Es qué estamos obligados a aprender todo esto por nuestra cuenta al iniciar nuestra andadura en el mundo laboral? ¿Por qué ninguneamos a las nuevas tecnologías en la enseñanza de una profesión tan dependiente de las mismas? Si de por sí no es fácil entrar en el mundo laboral, un traductor sin experiencia profesional ni conocimientos sobre tecnología lo tiene muy difícilEn mi opinión, las TIC deberían formar una parte fundamental en los estudios de traducción, al mismo nivel que la documentación o la traducción. En muchas ocasiones, ni los propios alumnos se dan cuenta de su importancia,  y gran culpa de ello la tiene el plan académico de nuestras carreras.

ilustracion1
El ejemplo habla por si solo. Fuente: Mª Teresa Veiga Díaz

Recomiendo leer el siguiente artículo de Vert Bolaños y Olalla-Soler sobre el uso y la percepción de las tecnologías de la traducción por parte de los estudiantes de traducción, así como el artículo del que se ha extraído la ilustración, que analiza la formación especializada en los másteres y doctorados de traducción.

Con esta entrada tan solo pretendo reivindicar la necesidad de aumentar la enseñanza de TIC, TAO, localización, gestión terminológica, etc. en los estudios de traducción. Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Creéis como yo que se les debería dar mayor importancia, o que efectivamente el traductor tiene que formarse por su cuenta? Me gustaría que aportarais vuestras ideas y opiniones al respecto, así como vuestra propia experiencia.

Un saludo.

Anuncios

Formación del profesorado en TIC

Las tecnologías y la traducción siempre han ido de la mano y han avanzado favoreciéndose la una de la otra. Con el avance de las tecnologías siempre surgen nuevas herramientas de utilidad para la traducción, y debido al aumento de las demandas de los traductores también aparecen nuevos instrumentos. Una parte importante son las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y como se aplican en el campo de la docencia.

formación TIC

Hay dos elementos necesarios en los que cualquiera piensa rápidamente cuando se habla de la aplicación de las TIC a la traducción: las infraestructuras tecnológicas y los conocimientos técnicos para utilizarlas. Probablemente un aspecto en el que no se piensa tanto es en la formación del profesorado en TIC, en el sentido de que sea algo que sirva para aumentar los conocimientos de los docentes que a su vez repercute en el aprendizaje de los alumnos y que mejore progresivamente con cada generación posterior. Cuantas más herramientas sepamos manejar ahora, más conocerán los futuros estudiantes.

Para conseguir esto, tanto profesores como alumnos tienen que olvidarse de cómo se hacían las cosas antes y adaptarse a las nuevas tecnologías, porque por mucho trabajo que a veces parezca se agradecerá en un futuro. De nada sirve cursar una asignatura específica de TIC aplicada a la traducción si luego en otras se sigue atascado en el pasado y no utilizan los conocimientos tecnológicos adquiridos que, como demuestran claramente estudios realizados en diversas universidades, su impacto es muy positivo a nivel educativo y profesional.

Se pueden hacer muchas cosas para mejorar estos conocimientos: cursos de formación tanto para profesores como para alumnos y tener más herramientas con las que trabajar, fomentar el uso de software gratuito y obtener licencias de aquellos programas que se consideren muy beneficiosos para el alumnado, uso de redes sociales de un modo profesional, etc.

Como conclusión, es necesario e imprescindible que exista una coordinación entre las diferentes asignaturas para que los conocimientos que se traten de enseñar lleguen de verdad a ponerse en práctica. No se debe oponer resistencia alguna al cambio y adopción de las TIC, y eso se consigue elaborando un plan docente que progresa con el tiempo y que se adapta a las nuevas tecnologías y las ventajas que estas ofrecen.

Fuente: RAMÍREZ, L., FERRER, M.: “APLICACIÓN EN LAS TIC EN TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN EN LA UNIVERSIDAD DE VALENCIA: EXPERIENCIAS Y REFLEXIONES”. Universidad de Valencia. Estudi General [en línea], 2010. Disponible en <http://www.redit.uma.es/Archiv/n4/mono_LauraRamirezPolo_redit4.pdf> [consulta 29 abril 2015]