El magnífico mundo de los fansubbers

¿Alguna vez has visto una serie con subtítulos y has pensado ¡incluso yo podría hacerlo mejor!? Pues ya no tienes excusa. ¡Sal (bueno, quédate en casa) y conviértete en un fansubber!

medicadefamilia
Imagen: Flax Brand

¿Un fansubber?

Los fansubbers son aficionados a series y películas que toman la iniciativa de crear subtítulos en su lengua materna para series, películas, documentales, vídeos, y un largo etcétera disponibles en otra lengua. En principio solo se aplicaba a las películas y series anime, pero ahora está muy extendido a otras variantes de obras audiovisuales.

Todo comenzó a principios de los años 80 en EE. UU., cuando el anime empezó a exportarse desde Japón, sin subtítulos y sin estar doblados. Como estas series en un principio estaban destinados a niños, eran bastante visuales por lo que se podía entender medianamente bien de lo que trataba. Los creadores nipones querían comercializar en el mercado estadounidense, pero vieron que no tendrían tanto éxito ya que no mucha gente estaba interesada. No obstante, empezó a extenderse un poco más la cultura anime y se crearon algunos clubes de fans que querían saber de qué iban estas series.

Dado que Japón se rindió al intentar exportar su anime en EE. UU., ya no habían trabas legales en cuanto a la distribución de las copias que ya existían. Esto hizo que la gente copiara las cintas y se las pasara a los demás. Empezaron a publicar pequeños libros con los guiones traducidos; el antecesor de los fansubs.

A lo largo de los años con los avances tecnológicos, se empezaron a incorporar estos guiones a los vídeos que se distribuían. Primero en VHS, luego en DVD, hasta llegar al día de hoy en el que podemos ver vídeos en línea con opciones de diferentes idiomas para subtítulos, o incluso descargarlos de varias páginas web confeccionadas por fans por todo el mundo.

Al ser aficionados, está claro que sus subtítulos no son los mejores desde el punto de vista traductológico, pero sí es cierto que los fansubbers tienen mucho conocimiento sobre lo que traducen además de muchas ganas de hacer llegar esta cultura a los demás.

¿Samaritanos o sanguinarios?

stop-fansubs-1

Imagen: YAM Magazine

Existe cierta polémica alrededor de los fansubs. Los fansubbers piensan que ayudan a difundir esta cultura que de otra manera sería imposible que llegase. Después hay otros quienes creen que ayudan a la destrucción de este sector. Es parecido al tema de las descargas de canciones (¿apoyamos o condenamos a los artistas?).

Todas las obras artísticas están protegidas bajo la Convenio de Berna en donde se explicita que estas obras tienen un Copyright de distribución, reproducción, edición y traducción, entre otras. Esto significa que para llevar a cabo cualquiera de las acciones anteriores, es necesario tener permiso expreso del autor.

Ahora bien, la distribución de subtítulos en sí (siempre que lo distribuya el subtitulador) es legal pues los subtítulos por sí solos son creación de quien lo ha subtitulado. El conflicto entra al haberlos traducido, pues haría falta permiso por parte del autor. Con este dilema, la solución que ha propuesto la comunidad de fansubbers es que se pueden realizar subtítulos para series aún sin licencia pero una vez que se empiece a comercializar con una versión oficial de subtítulos, sería necesario retirar todas las versiones anteriores y no distribuirlos más.

¿Te atreves?

Dentro de lo ilegal, se pueden hacer subtítulos (ni que ninguno no haya descargado música o películas en línea). Hay muchas páginas donde uno puede subir sus subtítulos además de descargarlos, como por ejemplo este, y si no, pues este, o incluso este. Un programa bueno, bonito y barato para crearlos es el Subtitle Workshop que personalmente me gusta bastante. Es muy intuitivo y tiene las funciones suficientes para crear tus subtítulos.

Muchas personas que hacen esto como hobby, y si no te atreves porque te parece un poco arriesgado, siempre puedes hacerlo para uso propio o para practicar. ¡Descubre el magnífico mundo de los fansubs!

Anuncios

¿Doblaje o subtitulado? (II)

¡Hola a todos!

Como expliqué en el post anterior, esta es la segunda parte de ¿Doblaje o subtitulado? en la que explicaré de forma breve varios aspectos del subtitulado.

Hay que decir que no es una técnica que tengamos bastante arraigada en España, ya que la verdad sea dicha, no mucha gente ve series o películas en versión original, en España no hay esa costumbre y en la televisión los programas están siempre doblados. Desde mi punto de vista es una técnica bastante beneficiosa ya que permite aprender o mejorar idiomas, algo que nunca viene mal, solo hace falta echar un vistazo a la diferencia de nivel que hay con aquellos países en los que predomina el subtitulado.

En rojo aquellos países en los que se utiliza el doblaje y en azul en los que se utiliza el subtitulado.
En rojo aquellos países en los que se utiliza el doblaje y en azul en los que se utiliza el subtitulado.

Además cuenta con otras ventajas como su coste, ya que es mucho más barata que el doblaje y con ella se evita la pérdida de ciertos matices presentes en la versión  original como el tono o las ironías. No olvidemos que permite al público con problemas auditivos captar gracias a esos subtítulos lo que sucede en cada momento.

Aunque también cuenta con ciertos inconvenientes ya que presenta una limitación de caracteres dando lugar a una pérdida de información y matices, también nos obliga a estar pendientes del texto para evitar perder el hilo y eso hace que no nos fijemos en alguna escena, en los gestos del autor, etc.

Teniendo en cuenta que es un tema bastante polémico y con mucha controversia  espero que os haya resultado interesante y me encantaría conocer vuestra opinión: ¿qué preferís, el doblaje o el subtitulado?

¡Un saludo!

Fuentes de documentación

La Linterna del traductor: http://www.lalinternadeltraductor.org/n5/subtitulacion.html

http://malditofriki.com/2010/07/doblaje-y-subtitulacion/

La subtitulación electrónica en festivales de cine

¡Hola a todos!

Hace unos meses tuve la oportunidad de participar en un seminario online sobre la subtitulación electrónica en festivales de cine de parte de Anjana Martínez-Tejerina, traductora autónoma doctorada en traducción audiovisual por la Universidad de Alicante.

Antes de comenzar el taller no sabía nada sobre el tema que iba a tratar, ya que no había oído hablar de ello a pesar de haber hecho varios cursos sobre subtitulado.

Se trata de una modalidad diferente de subtitulado, en el que los subtítulos no se graban en la película sino que se proyectan de forma paralela a la película u obra de teatro. De esta forma, van separados.

Así, se subtitula en directo haciendo uso de proyectores de vídeo o de pantallas de leds. Esta labor obliga a controlar el proceso de sincronización de los subtítulos con la película.

De este modo, en esta modalidad se utilizan algunas herramientas que permiten la proyección de estos subtítulos mientras se emite la película. Una de ellas es Subtivals. Esta herramienta es gratuita para usuarios de Linux, pero el precio para Mac y Windows ronda los 150 €.

Subtivals

 

¿Por qué se utiliza esta modalidad de subtitulado?

La principal razón es el coste. Es más barato ya que no se lleva a cabo la fase de incrustación de los subtítulos. Además, es más rápido y no “mancha” la copia; es decir, los subtítulos no quedan grabados en la película.

Al tratarse de eventos en los que el público que asiste es minoritario (festivales de cine, museos, filmotecas, centros de cultura, teatro, ópera…) no merece la pena usar otras modalidades de subtitulado.

A continuación, nos resumió un poco el proceso a seguir para llevar a cabo esta labor de subtitulación. Cuando nos llega el encargo de traducción se asignan los roles de transcripción, traducción, subtitulado y revisión.

Dentro del proceso de la traducción, es recomendable ver la película entera la primera vez y, así, ir preparando la lista de diálogos e ir familiarizándose con el tema. Algo a tener en consideración es que dentro de esta modalidad no es necesario respetar los cambios de plano ya que muchas veces el subtítulo aparece fuera de pantalla. Se siguen las normas establecidas para el subtitulado como la regla de los 37 caracteres por línea como máximo, el uso del guión (-) cuando intervienen 2 personajes… Además, se dejan subtítulos en blanco en partes del vídeo donde haya risas por ejemplo, para evitar confusiones. De esta forma se evita “lanzar” un subtitulo que no va en esa parte.

simbolos

Los subtítulos van entre asterisco (*).

Después de la traducción se hace una revisión exhaustiva de la ortografía, el estilo… Además, recomienda el sign off; es decir, leer los subtítulos sin el vídeo y, así, percatarse de errores más fácilmente.

Finalmente, nos explicó un poco sobre el trabajo de los subtituladores en festivales de cine. El subtitulador normalmente comparte alojamiento, comida, etc con el equipo técnico, ya que esta modalidad de subtitulado requiere de trabajo en equipo.

Cuando empieza la sesión de cine, el subtitulador se coloca normalmente en la última fila o en un palco individual, aunque hay casos en los que no es posible y tiene que compartir un palco con el jurado y/o con la prensa.

Para concluir, es importante destacar las desventajas de esta labor, ya que este trabajo viene asociado con problemas que pueden ocurrir cuando emitan la película. Por ejemplo, pueden haber dificultades en el directo (apagones, que el público te dificulte la tarea…), pueden haberse eliminado o añadido escenas; en este caso, muchas veces se soluciona haciendo una interpretación simultánea de la escena…

En mi opinión, se trata de una modalidad muy curiosa y, aunque tiene sus pros y sus contras, me gustaría conocer más sobre ella y ver una demostración en directo.

 

Fuentes consultadas:

Martínez Tejerina, Anjana. (2014). “Subtitling for Film Festivals: process, techniques and challenges”. Trans. Revista de Traductología. 18 Pp.: 215-225. Disponible en: <http://www.trans.uma.es/Trans_18/Trans18_215-225_art5.pdf>.

SUBTIVALS. Subtivals. [Fecha de consulta: 05/05/2015]

Juegos de palabras

¡Hola a todos!

Creo que a todos nos, por lo menos una vez, ha sucedido que en el texto había un juego de palabras difícil para traducir. Estos juegos son unos de los problemas más difíciles y aún peor si aparecen en una traducción audiovisual. En el blog traducarte He encontrado dos artículos interesantes que tratan de este tema.

En el primero la autora habla del problema de los juegos en el doblaje. Se basa en un libro de Anjana Martínez Tejerina y defiende varias estrategias de resolver estos juegos: traducción literal no/polisémica, neutralización,sustitución, recreación y omisión. Comenta que el proceso de traducción es también más difícil porque hay que tener en cuenta los movimientos articulatorios de los actores y la longitud de las palabras.

La autora subraya la importancia de la creatividad, porque no siempre la solución es fácil. Para no ser solamente teórica, pone un ejemplo de un juego de palabras en la serie Big bang theory y su doblaje en español. Leed el artículo aquí.

El segundo artículo trata del juego de palabras en la traducción audiovisual. Al lector le propone una clasificación de juegos de palabras con los cuales se puede encontrar. Siempre acompaña los ejemplos con un vídeo o dibujo en original (inglés). Los tipos de los juegos son por ejemplo: homofonía, paronimia, juego de palabras intertextual y muchos otros. Muchos de los ejemplos son divertidos seguro no os vais a aburrir. Leed el artículo aquí.

Creo que ambos artículos están muy bien escritos. Los autores ponen nuevas informaciones de forma divertida y con muchos ejemplos, lo que siempre ayuda a recordar algo nuevo. ¡Espero que os gusten!